IMG_0445El termino libertad religiosa significa: libertad de conciencia y libertad ilimitada de pensamiento; significa más que tolerancia, pues la tolerancia ¡no es libertad religiosa! sino, una modalidad de la persecución, la tolerancia implica que el gobierno concede la libertad, no que reconoce la libertad como una dádiva de Dios.

Las más recientes violaciones a la libertad religiosa en Cuba, fueron las negativas por parte del gobierno cubano de entrada al país de ayudas solidarias de cristianos que en el mundo deseaban ayudar a los damnificados del huracán Sandy en la región Oriental.

Curiosamente el periódico Granma Órgano del Partido Comunista de Cuba, público ayer un artículo titulado Otra acción del cerco estadounidense: “Bloqueo contra la libertad religiosa”. Según este artículo fueron congelados 101 mil dólares por la sucursal en Miami del banco ecuatoriano Pichincha, destinados a sufragar gastos de hospedaje y alimentación a los participantes en la VI Asamblea General del Consejo Latinoamericano de Iglesias; según el Obispo Murray estos fondos están destinados a un evento de gran impacto en la evangelización.

Para los cubanos cristianos conocedores del trabajo político que a través de la historia ha venido desarrollando el Consejo de Iglesias de Cuba; formado en su inmensa mayoría por personas que abiertamente defienden los intereses del gobierno de Cuba y su Partido Comunista, representa una ofensa al pueblo de Dios, cuando el nombre de Dios es utilizado para defender posiciones que atentan contra los más elementales preceptos bíblicos.

.El Consejo de Iglesias de Cuba pertenece a una cúpula de privilegiados por el Estado cubano por sus posiciones abiertas a favor de sus políticas; sin embargo estas posiciones son respetadas por las diferentes denominaciones cristianas y a los más altos niveles de dirección; a pesar de que ningún tipo de alianza, patronato o concordato con el Estado es bíblico.

Ortega Dopico ha declarado a Granma que Cuba es un testimonio vivo para el mundo en cuanto a libertad religiosa; tristemente esta declaración no supone la total realidad para muchas denominaciones cristianas en nuestro país.

En Cuba estos conceptos son violados con frecuencia. Por citar algunos ejemplos: Confiscaciones de propiedades cristianas, prohibiciones de viajar a otros países, recibir ayudas y visitas de iglesias de otros lugares del mundo, detenciones arbitrarias y en algunos casos encarcelamientos. Las violaciones más flagrantes a la libertad religiosa la padecen los presos en las cárceles cubanas; a estos se les restringe y se les prohíbe en muchos casos las visitas pastorales.

Las iglesias cristianas que verdaderamente tienen un programa de evangelismo perenne y deseando ejercerlo más allá del templo, pueblo y naciones son sometidas en ocasiones a serias restricciones, decomiso de propiedades y ayudas humanitarias; prohibiciones de actividades en lugares públicos; entre otras.

El reverendo Joel Ortega Dopico actual presidente del Consejo de Iglesias de Cuba a declarado al periódico Granma refiriéndose al congelamiento monetario destinado al evento del CLAI próximo a celebrarse en la Habana. Cito textualmente la declaración de Ortega: “Ese proceder constituye una seria limitación a la libertad de las Iglesias cristianas para desarrollar su labor”, y continua diciendo: “Estados Unidos, que se “autoproclama ejemplo de la libertad religiosa en el mundo, la limita y la coarta con políticas éticamente inaceptables”. Fin de la cita.

Los pastores y hermanos nuestros: Mario Feliz LLeonart pastor de la Iglesia Bautista de Taguayabón y profesor del Seminario; Homero Carbonell pastor de la Primera iglesia Bautista La Trinidad en Santa Clara y rector del Seminario Bautista de Santa Clara; a ambos pastores les tienen congeladas las cuentas bancarias desde el año 2009 por parte de la oficina de Atención a los Asuntos religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; esta acción es una sanción política, injusta e inaceptable; esta medida política va en contra del bienestar de sus iglesias y comunidades.

Estos pastores: tanto Mario, como Homero, han seguido el ejemplo digno de Jesús; no solo han aceptado a Cristo como su salvador personal; lo han coronado también como señor de sus vidas.

El cristiano esta bajo la obligación de procurar hacer que la voluntad de Dios sea soberana en su vida y en la sociedad humana; es menester hacer todo lo que sea necesario para alcanzar el ideal de justicia; de hecho podemos y debemos usar todo medio de acorde con el evangelio de Cristo para producir una sociedad mejor; tenemos responsabilidad para alzar nuestras voces denunciando las injusticias en el mundo y en la promoción de soluciones para las injusticias

Muchos cristianos en Cuba han sido Héroes de la fe, fieles al evangelio hasta los últimos días de sus vidas, Homero y Mario son un ejemplo de ellos; porque en su actuar han glorificado el nombre de Dios.

La libertad religiosa es un don de los bautistas en el mundo” dijo C.L. Neal.

El gobierno cubano es un gobierno que en su inmensa mayoría es anticristiano y antinatalista; con su Constitución comunista viola los más elementales derechos ciudadanos; el derecho a la libertad de conciencia y de pensamiento ilimitado, y estos son inherentes a la libertad religiosa; además restriñen los más elementales derechos cívicos y políticos a sus ciudadanos. Ojala Dios permita que esta Constitucion sea cambiada y dignifique al pueblo de Cuba.

George Washington ex presidente de los Estados Unidos dejo este hermoso legado al mundo: “La denominación bautista en América ha sido uniforme y casi universalmente un amigo firme de la libertad civil y los promotores perseverantes de la gloriosa Revolución”.

“Los bautistas no solamente pidieron esto para ellos mismos, sino también completa libertad para cualquier denominación y secta. No es sorprendente, por lo tanto saber que fue por causa de una petición de los bautistas, por la cual la primera enmienda de La Constitución de los Estados Unidos fue adoptada. Si no hubiera sido por los esfuerzos perseverantes de los bautistas, quizás, en la actualidad tuviéramos un sistema más cruel que el de María la Sanguinaria de Inglaterra, o el de Catalina de Médicis en Francia”.

About these ads