A solo horas del fatídico aniversario del hundimiento del remolcador 13 de Marzo donde murieron 20 niños cubanos sin que hayan tenido cristiana sepultura y merecida justicia, veo en los cables internacionales a Reina Luisa Tamayo en el Congreso de los Estados Unidos de América pidiendo justicia para su hijo Orlando Zapata Tamayo quien falleciera en febrero del 2010 después de 85 días de huelga de hambre como protesta a violaciones del sistema carcelario cubano, esta madre asegura que la causa de la muerte de su hijo fue un paro renal, ocurrido después de 18 días de que le negaran el agua potable en prisión.

Ese mismo día Odalys Valdés Suarez, residente en el municipio Guines provincia Mayabeque, sale ante la opinión pública pidiendo justicia para con su hijo Emilio Lázaro Pérez Valdés, adolescente de 15 años de edad, fallecido el 30 de Junio del 2010, cuyo cadáver según su madre apareció en un estanque de 8 metros de altura en una fábrica de cemento cercana a la escuela Politécnica Juan Manuel Castiñeira donde estudiaba electrónica, esta madre está pidiendo justicia, pues según ella; en el caso de su hijo, tanto las autoridades escolares como policiales le negaron el derecho de reconocer , velar y enterrar el cadáver de su hijo.

Ese mismo día a las 2pm, la compañía de Iberia confirmaba que un joven cubano de 23 años llegó muerto en su tren de aterrizaje a su llegada a Madrid, en vuelo procedente de la Habana, impactantes imágenes del cuerpo ensangrentado, colgado del tren del avión recorrieron el mundo, según las noticias las autoridades de España trataban de localizar a sus familiares en Cuba para repatriarlo.

Muchos son los cubanos que por medios foráneos nos enteramos de estas terribles tragedias que sufren las madres en Cuba, quizás esta madre ni se imaginaba lo sucedido a su hijo, quizás lo hacía con un amigo, o paseando con una novia, comentaba a mi esposo ese día.

El Parlamento cubano ha convocado a sesión anual para el primero de Agosto, noticia de este día, según AFP. Y publicada en la prensa oficialista, sin agenda, se supone arreglos jurídicos para las reformas económicas aprobadas en el recién congreso del Partido Comunista Cubano.

¿Aceptaría el Parlamento cubano escuchar a estas madres que han perdido a sus hijos sin que hayan sido esclarecidas sus muertes como la de tantas madres mas en similares circunstancias, y que se les haga justicia, con el mismo rigor que lo están haciendo los juristas a la llamada corrupción económica en las arcas del estado cubano?

Acabo de recibir un mensaje del pastor bautista Mario Félix Llonart, donde me informa,… pastor metodista Yordi Toranzo, avisa que obispo Ricardo Pereira y administrador Oscar Carpio Licea amenazan con desalojarlo de la casa pastoral en Sta. Clara, el 23 de julio, donde vive con sus dos hijos menores y su esposa con problemas de salud, solo por atender a todas las personas por igual en su misión como pastor de la congregación donde trabajaba. Abominación ante los ojos del altísimo y desvergüenza ante aquellos que proclaman que en Cuba existe libertad de culto

Hoy es el quincuagésimo cumpleaños de mi esposo el Dr. Oscar Elías Biscet, 12 aniversarios de ellos los paso en prisión, en condiciones adversas para su salud e integridad física y emocional, su madre Hilda González sufrió mucho y su salud quedo afectada, al igual que otras madres cubanas que tienen a sus hijos hoy en prisión, gracias a Dios y a tantas personas buenas ella hoy tendrá la oportunidad de abrazar y besar a su hijo después de muchos años sin haber tenido justicia. El Dr. Biscet está en su hogar, pero la sanción de 25 años de cárcel que le impuso injustamente el Gobierno de Cuba aun está pendiente.

19 de Julio de 2011

Anuncios