Por algo andan bien todas las cosas por acá, en Cuba. La internet está destinada a centros laborales, periodistas oficialistas del gobierno, extranjeros y algunos centros educacionales y religiosos, no así en el caso de la Convención Bautista Occidental de Cuba que años tras años le deniegan este servicio tan necesario para los estudiantes y profesores que en este centro enseñan y gradúan a cientos de cubanos que siembran para nuestra sociedad grandes valores éticos y morales.

Pero no vengo a hablar específicamente de internet que en el caso de los cubanos está vetada, excepción única en el mundo.

En Ciudad de la Habana existen cuatro magazines digo esto porque no reúnen los requisitos de un periódico, todos ellos gubernamentales, con publicaciones políticas a un 90%, parcializados con un partido político, de igual manera sucede con las emisoras de radio, por lo que la información de lo que sucede en Cuba es populi, y muchas veces distorsionada.

Cuando tengo oportunidad de entrar a Internet y veo la información que sale de Cuba por diferentes medios me pregunto hasta cuando viviremos en una Cuba virtual.

La información es un derecho ciudadano al igual que el de opinión, los mensajes erróneos que muchas veces oímos o leemos son producto de poca o ninguna información sobre un tema, de ahí la necesidad de seguir insistiendo en que un mayor número de cubanos necesitan estar informados,

Recientemente han sucedido cosas muy interesantes carentes de todo tipo de ética justicia y que no ayudan para nada a la democratización en Cuba, un Habanastation que refleja muy poco la realidad de la niñez en Cuba, un montón de plumas hablando mal de la disidencia y del exilio en Miami, ¿Quién separo a las familias cubanas? No fue ni Mario ni su hermano Lincoln, ni el gobierno Americano

¿A quién le molesta la disidencia cubana, sus héroes, sus mártires y logros, cuando la mayoría de los cubanos hicieron como el avestruz ellos se atrevieron a hablar a escribir y a denunciar las violaciones a los derechos humanos, ¿ a quién les molesta que hayan hombres y mujeres íntegros y de principios como mi esposo el Dr. Oscar Elías Biscet? que después de haber pasado más de 11 años en las mazmorras castristas haber sido castigado y torturado no ha claudicado.

Hace solo 6 meses que mi esposo salió de prisión, las campañas para silenciarlo y desacreditarlo tienen una sola respuesta. Al gobierno cubano no le conviene su entereza.

Al concluir este artículo nos llega la desagradable noticia, nuestro hermano Julio Pitaluga el expreso político más antiguo en Cuba falleció.

El estuvo más de 20 años en las cárceles cubanas junto a mi padre Juan Ramón Morejón quien vive hoy en el exilio y junto a cientos de prisioneros mas, ellos conocieron la mano de la represión, en este momento veo la declaración del Cardenal Jaime Ortega Alamino diciendo que el gobierno de Cuba negó haber ordenado la represión contra hombres y mujeres que en días recientes pacíficamente ejercían el derecho a la libre expresión. Sin embargo ni una sola palabra para las victimas.

Yo no me convertí al evangelio hace mas de 20 años para mentir ni para darle la espalda a la humanidad.

Hace dos semanas José Daniel Ferrer expreso de los 75 me decia por su telefono la represión que el veía en la región oriental a cientos de kilometros de mi,… golpes, heridos gases lacrimogenos.

Mis twitter fueron en defensa de ellos como seres humanos, por eso mis oraciones por ellos, aunque la desinformacion que hay en Cuba lo niege.

6 de Septiembre de 2008

Anuncios