Con la visita Papal a Cuba de Benedicto XVI, se desencadenó  en nuestro país una ola de represión policial  que llegó  hasta los ciudadanos más comunes de la Isla. En cualquier país del mundo libre y democrático una visita de esta índole sería motivo de alegría, fiestas, celebraciones cristianas y paz. En nuestro país sucedió lo contrario.
La represión policial comenzó días antes de la llegada del Papa a Cuba; cientos de vagabundos fueron recogidos e internados en campamentos fuera de la ciudad; los operativos policiales contemplaron varias formas de hostigamientos; muchos ciudadanos fueron citados para oficinas de la (PNR) Policía Nacional Revolucionaria, con el objetivo de alertarles y coaccionarles para que no asistieran a las actividades públicas durante la visita del Papa; Algunas personas comentaban por las calles de la Habana las advertencias a los directivos de las Organizaciones gubernamentales llamadas Comite de Defensa de la Revolución y Partido Comunista, en la cual la policía  recomendó a sus seguidores  tomar iniciativa ante supuestas entrevistas de periodistas extranjeros en Cuba. Todos los trabajadores estatales, especialmente los militantes comunistas, fueron convocados a la misa  en la Plaza José martí en la Habana. Más de un centenar de cubanos  fueron arrestados y conducidos a calabozos en cuarteles policiales, la vigilancia policial en los hogares y los cortes a la telefonía móvil Cubacel  comenzaron desde el día 18; Mi hogar fue visitado el 21 a las 10 am por dos policías de la citada PNR, con el objetivo de intimidar a mi esposo el Dr. Oscar Elías Biscet con una citación oficial para el día 23 a las 9am, este no acudió a dicha citación y públicamente dijo: La policía no está para reprimir ideas humanistas, su función es  proteger al ciudadano.
.Algunos pastores evangélicos y miembros de sus iglesias no escaparon de la represión.

El pastor bautista Mario Félix Lleonar candidato al premio Derechos Humanos Denton and Janice Lotz, 2012 Dijo: Mientras me encuentro en la capital participando de la 103 Conferencia anual de la Convención Bautista Occidental de Cuba, me entero, en mi ausencia reprimen a miembros de mi iglesia en  Taguayabon; dos días después este pastor y su esposa estuvieron retenidos por la policía por más de 14 horas en el hogar del pastor bautista Misael, en el reparto de Alamar.
Para nadie es un secreto que el comunismo nada tiene que ver con el cristianismo, son dos filosofías opuestas desde tiempos antiguos.
Las imágenes de un joven siendo golpeado y arrestado, por gritar abajo el comunismo, durante la misa Papal en el oriente de Cuba, recorrieron el mundo; Esto me hizo recordar  a dos sectas religiosas opuestas al cristianismo y a Jesús: los fariseos y los saduceos;
Los saduceos eran materialistas como los comunistas, estaban más interesados en política, riqueza y poder que en la espiritualidad.
La palabra fariseo significa separado, ellos eran legalistas se preocupaban más por el comportamiento externo de La Ley, que por la actitud espiritual y la condición del corazón del hombre.
Cristo condeno a los fariseos porque estos no se preocupaban por la fe y la justicia, que viene solo de Dios. Mateo. Cap. 23: versiculo. 27. También me hizo recordar al Concilio y al Apóstol Pablo. Hechos. Cap.  22 y 23.El concilio, aprobó la crucifixión de Jesús y el apedreamiento de Esteban.
El Apóstol Pablo es el mayor intérprete de Jesucristo, es el espíritu más brillante de la época,   Pablo fue un hombre respetuoso y culto, sin embargo en una ocasión fue llevado ante el concilio, porque La Ley decía: No debes ofender a un príncipe de tu pueblo. Y le rompieron la boca.  en una ocasión Pablo les dijo: Pared Blanqueada; en aquellos tiempos las tumbas vacías en los cementerios las pintaban de blanco. Esto fue una gran ofensa para el concilio, Pablo con esta frase les quiso decir, tienen su corazón vacio de amor.
A Centenares de Cubanos, a pesar de ser católicos, se les impidió asistir a las misas celebradas por el papa Benedicto XVI.
Se estima que en Cuba solamente el 2% de la población sea católico puro; el pueblo de Cuba es un pueblo culto, aunque la educacion y los valores han ido en deterioro, por múltiples causas.
El gobierno cubano en su ateísmo no ha sabido valorar la libertad religiosa y de opinión de sus conciudadanos; ningún gobierno debe temer al evangelio, porque este no es de este mundo. Dios es amor en espíritu y verdad, Dios es libertad; y desde esa libertad  que Dios le da a los seres humanos, contempla uno de los principales principios del cristianismo: la libertad de conciencia y de opinión.
El cristianismo con su filosofía de amor a Dios, al prójimo y a la vida misma, tiene la mayor parte de la solución a la problemática cubana, el gobierno de Cuba no debe tener celo del evangelio, porque este pertenece al reino de los cielos.
Jesucristo: el único mediador entre Dios y los hombres, nos deja bien claro… Que toda obra buena que hagamos en su nombre sea para la gloria y la honra del Padre.
Cristo vino a este mundo, murió en la Cruz por toda la humanidad, el no hace acepción de personas.
La marginación, la persecución y las violaciones a los Derechos Humanos, son practicas anti humanistas y condenadas por Cristo desde los tiempos de Herodes.
Un abrir puertas para cuba, donde reine un Estado de Derecho, y poder  predicarle al pueblo de cuba el evangelio con entera libertad, de tal manera que todos tengan la oportunidad de elegir  voluntariamente el camino de la verdad; sería la mejor opción.
30 de marzo del 2012.

Anuncios