Primera parte

Un pasaporte corriente actualizado seria la sustitución de la llamada tarjeta blanca o carta de permiso, para salir del territorio cubano, ley que entrará en vigor en enero del 2013.

¿Quiénes no lo podrían tener? .Un grupo numeroso de abnegados cubanos profesionales de la salud, que no se beneficiaran de las nuevas modificaciones a ley de Migración cubana.

Según Gaceta Oficial #44 de la República de Cuba del artículo 23:Los ciudadanos cubanos residentes en el territorio nacional no pueden obtener pasaporte corriente mientras se encuentren comprendidos en alguno de los supuestos siguientes: f) Carecer de la autorización establecida, en virtud de las normas dirigidas a preservar la fuerza de trabajo Calificada para el desarrollo económico, social y científico-técnico del país, así como para la seguridad y protección de la información oficial”, fin de la cita.

Esta es la contra medida, que según Raúl Castro aplicaría el gobierno cubano, para preservar el capital humano formado por su gobierno.

La prohibición reiterada,de salir libremente del pais, ha tenido un impacto desfavorable en la inmensa mayoría de los profesionales de la salud.

Con este artículo la Gaceta priva a estos cubanos de sus derechos humanos inalienables, y contiene la no voluntad explícita en beneficiarlos con sus derechos;

Articulo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos:

1-Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir residencia en el territorio de un Estado.

2- Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.

Los culpables según el Gobierno cubano, es la política del gobierno de Los Estados Unidos de América, que intenta el robo de talentos.

¡Como si Estados Unidos necesitara más médicos o personal calificado!; Los países democráticos y libres les han dado a los profesionales cubanos este derecho que se les niega en su país.

Homero Acosta Álvarez Secretario del Consejo de Estado en programa especial informativo de la Televisión cubana sobre Ley de Migración y las modificaciones del Decreto ley 302 y sus normas complementarias dijo: que los especialistas y funcionarios que trabajaron en el estudio previo a las modificaciones alcanzaron un amplio grado de consenso.

Es penoso, lamentable e injusto este consenso, además, no es ni ético ni humanista privar de sus derechos a personas que bien merecido los tienen de antemano. Dios creó a los hombres libres, y los respeta porque los creo con la capacidad de decidir, es decir de elección, y esta es consecuente con el libre albedrio del hombre: ir en contra de estos principios seria inducir en los seres humanos, dolores, sufrimientos, y frustraciones.

El propio Raúl Castro reconoce que los salarios devengados por estas personas en cuba son miserables, pero no les aumenta dicho salario; las personas que limpian pisos en cualquier país del mundo, no solo ganan más que en Cuba; sino que con ese salario pueden adquirir lo elemental para vivir.

Una de las soluciones para evitar en muchos casos la emigración de los profesionales de la salud, seria aumentarles los salarios. ¿Por qué esto no es posible para los que están en Cuba?, y si es posible para los más de 40 000 que se encuentran trabajando en diferentes países como empleados del gobierno cubano.

Según el periódico El Universal, en el 2011, unos 700 médicos cubanos habían desertado de las misiones que el gobierno comunista de la isla tiene en 66 países.

En Venezuela, señala” hay 44.804 cubanos prestando servicios en las siete misiones sociales que comenzaron en 2003, reveló este año el propio presidente Chávez.

Si realmente los profesionales de la salud son tan imprescindibles en Cuba, ¿Por qué estas cifras tan elevadas trabajando fuera de Cuba?, el 64% de los médicos cubanos están en Venezuela. ¿Por qué no aumentarles los salarios a los que trabajan en Cuba?, y dejarlos trabajar después de su jornada laboral por cuenta propia en otras actividades que le recompensarían sus carencias precarias e injustas.

Mientras el Estado cubano no respete los derechos de estos profesionales, una de las vías que seguirían utilizando para salir de Cuba: sería la emigración desordenada, insegura e ilegal; afrontando peligros y consecuencias negativas para sus vidas y las de sus familiares

José Martí quería para Cuba una República de hombres dignos y libres. Por eso, cuando se respeta la dignidad a los seres humanos, no solo se les ayuda a vivir mejor y alcanzar un estado de bienestar físico y espiritual, también se les protege su salud y sus vidas; esto es lo que hacen día a día muchos colegas profesionales de la salud.

.

Anuncios