CIMG0471
Desde que comenzó el 2015, el régimen de Cuba ha dedicado varios espacios en sus medios masivos de comunicación al tema de la Sociedad Civil, con miras a la Cumbre de Las Américas a celebrarse en Panamá los días 10 y 11 de abril y que tendrá por primera vez la asistencia del gobernante Raúl Castro y la sociedad civil cubana. Estos medios pronostican una amplia presencia a la magna cita con delegación de más de 100 personas.
Entre las organizaciones que llevará Castro a la Cumbre están: la Federación de Mujeres Cubanas, FMC, Asociación de Agricultores Pequeños, ANAP, Central de Trabajadores de Cuba, CTC, Federación Estudiantil Universitaria, FEU, entre otras. Todas estas organizaciones surgen después de 1959, fundadas en su mayoría por Fidel Castro y dirigidas por el Partido Comunista de Cuba.
El 1ro de abril, el espacio televisivo Mesa Redonda se dedicó al tema sociedad civil, José Alexis Finalte, representante de la Unión de Juristas de Cuba, reafirmó que la participación real y efectiva del pueblo cubano se realiza a través de los Órganos del Poder Popular. Cuba es un país de más de 11 millones de habitantes. La mayoría de los cubanos que viven fuera de la isla por diversos motivos son parte de nuestra sociedad civil; sin embargo  para entrar a su propio país tienen que solicitar permiso al estado cubano en sus oficinas consulares.
Asociación internacional defiende la sociedad civil en todo el mundo.

Fragmentos del artículo de Charlene Porter, redactora del sitio IIP Digital, 25 septiembre 2013.
“Estados Unidos se sumó a otros 23 gobiernos en la emisión de una declaración conjunta el 23 de septiembre, en la que se reafirma la importante función que tienen las Organizaciones de Sociedad Civil (CSO) en el mantenimiento de una nación vital y para denunciar el “constante atentado” que desafía la existencia de estos grupos en muchos países.”
“Los países emitieron la declaración en el marco de su participación ante la Mesa Redonda de la Sociedad Civil que se realizó al margen de la sesión de apertura de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York. El presidente Barack Obama participó recordando a la audiencia que el derecho de asamblea pacífica y asociación es un principio de la Declaración Universal de Derechos Humanos”.
“Creo firmemente que la fortaleza y el éxito de todos los países y de todas las regiones depende, en parte, de proteger y de apoyar a la sociedad civil”, manifestó Obama en la reunión. Destacó que las actividades de la sociedad civil originaron los avances sociales más importantes en Estados Unidos y otros lugares”.
“La Sociedad Civil lideró la lucha para ponerle fin al apartheid en Sudáfrica. Lideró la lucha por la libertad en Europa del Este”, declaró Obama. “Ayudó a sanar lugares divididos por el conflicto, ya sea en Camboya o Colombia”.
Desde que el castrismo conoció la noticia de que el presidente de los EE.UU. empoderaría a la sociedad civil cubana, ha movilizado su aparato estatal para lograr en la opinión pública apoyo y reconocimiento a sus más de 2000 organizaciones de masas. Para la inmensa mayoría de los cubanos estas organizaciones han perdido apoyo, prestigio y objetividad, son organizaciones fantasmas que no cumplen ningún objetivo real a favor de sus comunidades, en ellas hay más fanatismo que humanismo.
El sistema político imperante en la isla no permite el verdadero desarrollo de la sociedad civil. La Constitución cubana es de corte comunista, discriminatoria y antagónica a las normas del Derecho y las libertades básicas universales.
Por otra parte, la Agencia de Prensa Cubanet, publicó una nota el 26 de marzo confirmando la asistencia a la Cumbre de una decena de ciudadanos cubanos que no son parte de las organizaciones oficialistas que llevará Castro a Panamá. Estos cubanos no tienen vínculos con el gobierno ni responden a sus intereses; son activistas de derechos humanos, blogueros, periodistas independientes, artistas, entre otros. Estas personas representan a una mayoría considerable de la sociedad civil en Cuba; Castro no las acepta y ha dedicado grandes campañas para desacreditar a los movimientos de la sociedad civil que disienten de su sistema político. Curiosamente estos movimientos tendrán una presencia muy limitada en los foros paralelos a la Cumbre.
Hace más de medio siglo que en Cuba no existe pluripartidismo, elecciones libres y democráticas, libertad de prensa y opinión. Las escuelas y universidades son estatales con adoctrinamiento marxista y controladas por la policía política. Las instituciones religiosas no están exentas del control gubernamental, la Oficina de Asuntos Religiosos de Cuba del Consejo de Estado, está representada por una funcionaria del Partido Comunista. Las escuelas cristianas están prohibidas para la enseñanza elemental de la población.
En La XII Cumbre de las Américas se espera la presencia de 34 mandatarios del mundo libre y democrático. Inusualmente el único dictador de las Américas que estará allí será Raúl Castro, junto a sus supuestas ONG, que Indudablemente serán un fraude a la democracia, la libertad y a la Carta Interamericana de Derechos Humanos.
6 de abril del 2015
.

Anuncios