Por Lic. Elsa Morejón
@ElsaMorejon
Desde que comenzó el año han sucedido varios actos represivos por parte del Estado cubano a pastores y fieles de iglesias cristianas en Cuba, violando flagrantemente el principio de libertad religiosa.
La libertad religiosa incluye la Libertad de culto, de conciencia y libertad para propagar ideas sobre fe. La concreción de estos principios en la historia contemporánea es un logro de los cristianos bautistas y la contribución más grande al protestantismo y a la consolidación del Estado Laico.
Libertad de religión es más que tolerancia; ésta permisividad no es libertad religiosa sino una modalidad de la persecución. La tolerancia implica que el estado concede algunos espacios para la práctica de la fe, pero no reconoce la libertad plena como un derecho básico del ser humano, lo que afirmamos en asunto de fe como una dadiva de Dios para la humanidad. En Cuba estos conceptos son violados con frecuencia por el régimen.
Los presbíteros Mario Feliz LLeonart y Bernardo de Quesada han denunciado en los últimos días oleadas represivas de la policía política en contra de líderes cristianos en el país.
Declaraciones del pastor Bernardo de Quesada Salomón con relación a la demolición del templo del Movimiento Apostólico “Fuego y Dinámica” en Versalles, provincia de Camagüey, Cuba.
“Alrededor de las 4:00 am del día 8, la policía entró desbaratando la puerta. Nos condujeron a dos unidades de policía: Damaris mi esposa a la 3ra de Versalles, a mí (esposado) a Vidot fuera de la ciudad (10 horas hasta 3:15pm). Fue todo un despliegue de miles de hombres por toda la ciudad de Camagüey. Se dice que desde los tiempos de Hubert Matos (octubre de 1959) no se veía esto. Demolieron con maquinaria, grúas, montacargas, volquetas, oxicortes. Carros repletos de policías boinas rojas y armadas con lo último. Ya al amanecer se fue enterando el pueblo evangélico; pero no los dejaron llegar a más de medio kilómetro. Unos 40 fueron detenidos, y otros líderes fueron atrapados al salir de sus casas. Hay evidencias en varios de ellos de golpes, teléfonos arrebatados y hasta perdidos. De manera casi idéntica se procedió en Victoria de Las Tunas con el pastor Juan Carlos Núñez”.
Mientras esto sucedía, la misionera Licenciada Yoaxis Macheco, esposa del pastor Mario Félix LLeonart, junto a sus dos hijas menores, estaban rodeadas por policías en la iglesia Bautista de Taguayabón, donde realizan sus labores como misioneros. La policía política pretendía arrestar al pastor LLeonart para impedir que se trasladara y solidarizara con sus hermanos cristianos en Camagüey.
La Oficina de Asuntos Religiosos del Consejo de Estado al igual que la Ley de Asociación del Ministerio de Justicia son instrumentos de control y represión sobre los ciudadanos y las instituciones religiosas. Ningún tipo de alianza, patronato, o concordato con el Estado es Bíblico.
La Navidad y el Día de Reyes son tradiciones cristianas. Un cubanoamericano de 70 años de edad, de visita en Cuba, brindaba una actividad navideña para los niños en el reparto Santos Suárez, la Habana, el 24 de diciembre. Fue arrestado y detenido por varias horas en la unidad de policías de Aguilera en Lawton y obligado a retirar los adornos navideños inflables que tenía en exhibición a la vista de los transeúntes. En el mes de enero el régimen utilizó a niños de escuelas colindantes a la sede del movimiento Damas de Blanco en Lawton para repudiar un acto por el Día de Reyes.
El régimen cubano en su profunda esencia es anticristiano y con sus posturas represivas involucrando a civiles promueve la cultura del odio y la violencia entre los cubanos. Un pueblo desesperado, falto de amor, de justicia y libertad, necesita de la misericordia y el amor que es en lo que más se complace Dios.
El Apóstol de Cuba, José Martí, fue un hombre patriota, amoroso de Dios y fiel defensor de la Biblia. “Démosle la capacidad de amar y ya está un pueblo salvo”. A esta clase de amor le llamaba “el evangélico amor de la libertad”. Comprendió Martí que “el amor es el lazo que une a los hombres”. En su libro “El Presidio político en Cuba”, dijo, refiriéndose a aquellos que oprimen y atacan a la patria: “Dios existe y si me hacéis alejar de aquí sin arrancar de vosotros la cobarde, malaventurada indiferencia, dejadme que os desprecie, ya que no puedo odiar a nadie, dejadme que os compadezca en nombre de mi Dios”.
20 de enero del 2016

.

Anuncios